¡Nuevo robot Brokk 120 Diésel! – Brokk lleva la independencia a los equipos pequeños de demolición

Brokk, la empresa líder mundial en la fabricación y distribución de robots de demolición con control remoto, ha anunciado el lanzamiento del nuevo robot Brokk 120 Diésel – el robot diesel más pequeño del mundo. Este equipo compacto puede funcionar sin repostar y sin cables durante más de 8 horas y realizar trabajos que ninguna otra máquina puede afrontar.

El robot Brokk 120 Diésel será presentado en la feria “Bauma”, del 11 al 17 de abril de 2016 en Múnich (Alemania), pero podrá verse antes en la feria “World of Concrete”, del 2 al 5 de feb. en Las Vegas (EE.UU.).

Independencia con las mismas prestaciones

El Brokk 120 Diésel es el robot de demolición autónomo más pequeño del mundo. Su reducido tamaño (solo 78 cm. de ancho) le permite pasar por cualquier puerta y que sea muy fácil de manejar en espacios reducidos. A la vez, su bajo peso (solo 1.200 kg. aproximadamente) le permite trabajar sobre estructuras débiles y que sea muy fácil de transportar.

Equipado con un motor diésel compacto y potente, puede trabajar al menos 8 horas sin necesidad de repostar, haciendo que sea totalmente independiente de cualquier tipo de fuente de energía durante al menos un turno de trabajo. Y toda esta flexibilidad es posible sin sacrificar ni su potencia ni su rendimiento, que son los mismos que los del Brokk 100, su “hermano” eléctrico. El Brokk 120 Diésel utiliza las mismas herramientas e implementos, y tiene la misma potencia de trabajo.

Variedad de aplicaciones

El Brokk 120 Diésel está diseñado para ser utilizado en una gran variedad de aplicaciones. Tanto en trabajos de rescate (como desactivación de artefactos explosivos (EOD), respuesta ante catástrofes, extinción de incendios,…), así como en la industria nuclear, se necesitan vehículos operados por control remoto (ROV) con energía suficiente para desempeñar trabajos difíciles y peligrosos. En el sector de la construcción, se impone su facilidad de movimientos y que se pueda trasladar fácilmente de un lugar de trabajo a otro. Por último, en la industria de proceso y en la de obras subterráneas, el uso de cables puede ser a veces un estorbo o simplemente no se dispone muchas veces de la necesaria corriente eléctrica.

“El nuevo robot Brokk 120 Diésel ha sido desarrollado tras escuchar las necesidades de nuestros clientes, especialmente de aquellos que se enfrentan a los trabajos más exigentes, en los que necesitan un equipo muy compacto y que sea totalmente independiente de cualquier fuente de energía. Por eso estamos seguros de que este nuevo modelo será de gran valor en una amplia variedad de aplicaciones”, comenta Martin Krupicka, CEO de Brokk Group.

Tres equipos Brokk Diésel

El Brokk 120 es el tercer equipo diésel de Brokk; y es, con diferencia, el equipo más pequeño.  Desde hace varios años, los equipos Brokk 400 Diésel y Brokk 800 Diésel están disponibles en el mercado. Pero son máquinas mucho más grandes –el Brokk 120 Diésel pesa menos de un cuarto de lo que pesa el Brokk 400 D. Así, el Brokk 120 Diésel abre un nuevo camino al establecer un segmento completamente nuevo: los robots de demolición compactos y diésel.

Disponible a partir del 11 de abril de 2016.

 

25/01/2016