Documentación

A continuación se detallan evidencias científicas sobre la transmisión aérea del coronavirus y una infografía a modo de resumen:
– Transmisión aérea del SARS-CoV-2: el mundo debe enfrentar la realidad:

“Es extremadamente importante que las autoridades nacionales reconozcan que el virus se propaga por el aire y recomienden que se implementen medidas de control adecuadas, en particular la eliminación de las gotículas del aire cargadas de virus en interiores, por ventilación.”


– Estabilidad en superficies y aerosoles del SARS-CoV-2 en comparación con el SARS-CoV-1:

“Los resultados indican que el coronavirus se puede transmitir por aire y fómite. El virus dura 3 horas en aerosoles (aire cargado de partículas), 4 horas en el cobre, 24 horas en cartón y 3 días en plásticos y acero inoxidable.”


– Contaminación del aire, del medio ambiente y del equipo de protección personal por SARS-CoV-2, desde un paciente sintomático:

“Las muestras tomadas de las salidas de escape de aire dieron positivo, lo que sugiere que las pequeñas gotas cargadas de virus pueden ser desplazadas por los flujos de aire y depositadas en equipos como los respiraderos.”


– Comparativa de las eficiencias dinámicas de aerosoles de tres coronavirus emergentes y la persistencia inusual de SARS-CoV-2 en suspensiones de aerosoles:

“Nos lleva a la conclusión de que las personas infectadas con SARS-CoV-2 tienen la capacidad de producir bioaerosoles virales que pueden seguir siendo infecciosos durante largos períodos de tiempo después de la producción a través del desprendimiento humano y el transporte aéreo.”


– Evidencia de probable transmisión por aerosol de SARS-CoV-2 en un restaurante mal ventilado:

“Conclusiones: la transmisión en aerosol de SARS-CoV-2 debido a una ventilación deficiente puede explicar la propagación comunitaria de COVID-19.”


– Ruta de transmisión aérea de COVID-19: por qué 2 metros de distancia interpersonal no podrían ser suficientes:

“Los estudios de campo realizados dentro de los Hospitales de Wuhan mostraron la presencia del SARS-COV-2 en muestras de aire recolectadas en los hospitales y también en los alrededores, lo que lleva a la conclusión de que la ruta aérea debe considerarse una vía importante para la difusión viral.”


– Purificadores de aire: una medida complementaria para eliminar el SARS-CoV-2 en el aire:

“En entornos de atención médica sin ventilación suficiente, el uso de purificadores de aire puede ser una medida complementaria efectiva para mejorar el aire interior contaminado con aerosoles cargados de virus.”