Demolición de una instalación bancaria

La demolición de una instalación de estructura reforzada situada en plena zona comercial supone un reto por la complejidad técnica del derribo, unida a la necesidad de no producir molestias a las viviendas y locales comerciales colindantes. La empresa vasca Petralanda encontró la solución en los robots de demolición Brokk en combinación con cizallas para hormigón.

Las obras de remodelación de las instalaciones de una entidad bancaria en Santander para adecuarlas a su nuevo uso como oficinas han supuesto una nueva eficaz actuación de los robots Brokk. El proyecto de remodelación incluía la demolición de la caja fuerte del antiguo banco de aproximadamente 72 metros cuadrados de muros de 30 centímetros de espesor.

Las altas cotas de producción de los robots Brokk y las cizallas permitieron realizar la demolición completa de las instalaciones en tan sólo un día y medio de trabajo. Una cifra muy inferior a los trabajos realizados con herramientas manuales o demolición mediante corte con diamante y con unos costes muy inferiores.

Lea en detalle cómo se realizó el proyecto

22/10/2009