Anzeve presenta la versión nuclear de los robots Brokk

ANZEVE, empresa líder en la distribución de maquinaria y consumibles para las industrias de la construcción, siderurgia, minería y suelos, ha presentado en sus instalaciones en Leganés (Madrid) la nueva versión nuclear de los robots Brokk 100 y Brokk 160.

La versión nuclear del robot Brokk 100 es una edición nueva, totalmente adaptada al uso nuclear. Viene equipada con cambio automático de herramientas, sistema automático de gestión de cable, sistema de recuperación de emergencias y 4 cámaras de video. Puede llevar todas las herramientas habituales de la Brokk 100 (martillo, cizalla, cazo,…), además de otras específicas para la industria nuclear o para desguace de metales, como pinzas de corte de chapa, pinzas de manipulación, una sierra radial y una herramienta especial, de nuevo diseño, llamada “Tank Cutter”, que sirve para cortar chapa de acero de hasta 15 mm de espesor. Todas estas herramientas especiales fueron mostradas en la presentación.

Por su parte, el robot estándar Brokk 160 fue equipado con una escarificadora copiadora especial para la industria nuclear, que permite eliminar superficialmente material de las paredes, de una forma muy controlada, con el objetivo de eliminar solo el material contaminado, dejando el no contaminado sin eliminar. La escarificadora puede quitar hasta 8 mm. de espesor de una sola pasada, o menos si fuese necesario (la parte contaminada) y puede trabajar en muros, suelos o invertida en el techo.

Muchos de los robots Brokk trabajan en la actualidad en diversas centrales nucleares, tanto en desmantelamientos programados como en emergencias. Destaca especialmente su trabajo en Chernobyl y Fukushima, por la complejidad de los trabajos que realizan, por su capacidad de adaptarse a circunstancias desconocidas y por superar siempre las expectativas de trabajo.

ANZEVE distribuye en exclusiva los productos BROKK en la península ibérica desde el año 2000.

La empresa sueca Brokk AB dispone de un departamento específico de diseño y construcción de máquinas para el sector nuclear, al que ya ha suministrado más de 100 unidades para desmantelamientos, clausuras y mantenimientos, tanto en hormigones como en piezas metálicas.

Todos los robots Brokk son muy compactos, de fácil movimiento, precisos, seguros y con una excelente relación potencia/peso, lo que les permite trabajar en sitios inaccesibles. Todos se dirigen a distancia mediante control remoto, por lo que previenen los riesgos para los trabajadores, sin afectar a su precisión.

Para saber más sobre los robots Brokk: https://www.anzeve.com/es/brokk/

 

17/02/2015