Cizallas para hormigón de Brokk: Robots de demolición Brokk

Las cizallas para hormigón son, junto con los martillos hidráulicos, los implementos más habituales en los robots BROKK.

Este implemento permite demoler forjados y muros de hormigón, cortando además la armadura de acero que hay dentro (excepto el modelo CC260).

Su uso permite obtener excelentes rendimientos de demolición, sin propagar vibraciones a toda la superficie y con unos niveles de ruido mucho menores que los martillos.

CC260

Apropiada para el robot BROKK 60 y otras máquinas portadoras de menos de 800 kg. Está indicada para trabajos de demolición ligera.

CC340

Este modelo tiene una fuerza de corte de 36,7 toneladas y es el más pequeño de la gama que puede cortar acero. Apropiada para la BROKK 110 y 120D u otras máquinas portadoras de entre 900 y 1500 kg.

CC430

La cizalla con mejor relación potencia-peso. Indicada para el robot de demolición Brokk 160 o máquinas portadoras de entre 2,5 y 4,8 toneladas.

CC520

Una herramienta poderosa para los trabajos de demolición más exigentes, con una fuerza de corte de 48 toneladas. Indicada para el robot BROKK 280 o una máquina portadora de entre 3500 y 8000 kg.

CC700

La cizalla más poderosa, con una fuerza de corte de 69 toneladas. Puede morder piezas de hormigón armado de hasta 600 mm de espesor. Indicada para los robots Brokk 400 y 800.